Descubriendo la Kokedama y cómo crear tu propia planta

Manualidades del mundo
Manualidades por el mundo
24 marzo, 2018
Mostrar todo

Descubriendo la Kokedama y cómo crear tu propia planta

Como hacer un Kokedama

Si te hablo de Kokedama te sonará a palabra japonesa, tal vez un plato o una ciudad. Pues es algo totalmente diferente, se trata de una técnica de jardinería.

La palabra kokedama significa “bola de musgo” y es que esta técnica gira en torno a eso, una pequeña bola de musgo donde nuestra planta podrá vivir sin tener que ser transplantada.

La kokedama está relacionada con el bonsai donde se busca reproducir una escena de la naturaleza del modo más harmónico posible.

¿Quieres plantar tu propia kokedama?

Lo primero que debes saber es que el musgo no soporta la luz solar directa, así que lo mejor es elegir plantas de interior, como el helecho, pero elige la que más te guste siempre que cumpla estas condiciones.

La bola de barro sobre la que pondremos nuestra planta deberá ser una mezcla de tierra para macetas y tierra para bonsáis (akadama). El tamaño hazlo a tu gusto siempre y cuando quepan dentro todas las raíces de la planta.

Kokedama o bola de musgo

¿Qué necesitas?

  • Una planta de interior pequeña
  • Tierra para macetas y para bonsai
  • Musgo
  • Tijeras
  • Hilo de algodón
  • Guantes de jardinería (si no quieres trabajar con las manos desnudas)

Elaboración

  1. Vamos a empezar haciendo la bola de barro utilizando la tierra para maceta y para bonsai. Intenta que sea lo más redondita posible. Ve mojando la bola para se haga más compacta, puedes añadir arena si crees que te ayudará con su consistencia.
  2. Cuando ya tengas la bola haz un orificio en ella y mete las raíces de tu planta. Intenta que queden bien centradas.
  3. Usa el hilo de algodón para rodear la bola y sujetar bien la tierra y las raíces.
  4. Humedece un poco el musgo y ve cubriendo tu bola de tierra hasta que quede completamente verde.
  5. Puedes colocarlo en un plato o colgarlo, ¡como más te guste!

Cómo hacer Kokedamas paso a paso

¿Y cómo la riego?

Tienes dos formas:

  1. Puedes rociar agua con un spray, una vez al día.
  2. Sumergir la bola de musgo en un recipiente de agua hasta cubrirla, luego retirar y dejar que caiga el excedente de agua (nunca la aprietes)

¿Te animas a hacer la tuya?

Como hacer un kokedama

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: